CHACO

En el año 1951, el "Territorio Nacional del Chaco" se provincializa. La conversión de Territorio a Provincia tuvo consecuencias y una de ellas fue la creación de las Instituciones que posibilitaron un nuevo concepto territorial y ciudadano de Resistencia. De esta manera Resistencia se fortalece como ciudad cabecera y capitalina de la provincia y comienza un proceso de consolidación institucional. Este proceso fue acompañado por una  voluntad política estatal, que creó un conjunto de construcciones identificadas con el lenguaje de la arquitectura moderna, la imagen de la ciudad mostraba un perfil identificado por edificios que unificaban el paisaje con coherencia formal, ejemplos como la sede de la Casa de Gobierno, el Instituto de Previsión Social, el edificio del Correo Argentino, el antiguo edificio de Teléfonos del Estado, la Central Termoeléctrica de Barranqueras, el Aeropuerto, la Universidad, el puente General Belgrano, los edificios de cine y radio, entre otros, exponen una impronta que, aunque en un primer momento solo se expreso en la capital, no tardó en replicarse en algunas ciudades importantes del interior.

Por Mgs. Arq. Marcela Andrea Bernardi

___

Moderna domesticidad

El imaginario de una ciudad joven y prometedora en un lejano y agreste territorio se reflejaba en aquellos grandes hitos públicos de la fértil y prolífica modernidad pero también en otros, más pequeños y no menos importantes que aportaba la comunidad . Casas particulares, de renta o comercios se sumaban al perfil de la ciudad con una impronta moderna que las distinguía particularmente de las demás.
Entonces arquitectos pioneros como Humberto Mascheroni, Nestor y Cora Bianchi, Ernesto Galdeano, Víctor Pelli, entre otros de gran ingenio, voluntad y responsabilidad profesional, aportaban con sus obras  una versión moderna particular, un patrimonio cultural del que aún hoy nos orgullecemos. 
Y si bien continuidad, luminosidad, volúmenes audaces, puros y despojados; espacios amplios, promenades, arte y paisaje podrían en parte describir estas obras, por sobre todo me gustaría destacar eso que aún hoy nos sorprende y anhelamos recuperar: una arquitectura de profundo compromiso estético, tecnológico, económico y cultural, aquí donde nadie esperaba encontrar

Por Mgs. Arq. Malena Pérez